Ex Automación CCTV buques cisterna Covestro R. STAHL

Atraque seguro y controlado de buques cisterna

El encargo: control por circuito cerrado del traslado de mercancías peligrosas potencialmente explosivas en el muelle

Un gran productor del sector químico con instalación portuaria propia encomendó a R. STAHL sustituir un sistema de videovigilancia obsoleto por otro moderno en el pasado, dos centros de control a gran distancia controlaban el proceso de carga. Debido a que los sistemas analógicos de videovigilancia estaban obsoletos, el fabricante ya no podía garantizar el suministro de piezas de repuesto, con el consiguiente riesgo para la seguridad. La reintroducción de un control personal conocido como "guardamangueras" había supuesto un paso atrás e implicaba otros problemas y costes. La solución pasaba por un nuevo sistema de vídeo con modernas cámaras de IT industriales para áreas potencialmente explosivas, con óptima calidad de imagen en las salas de control: una base segura y de alto nivel para la toma de decisiones. En este contexto, también era necesario actualizar los monitores de las salas de control. En principio, las oscilaciones en las cargas de los barcos o un impacto violento de un barco anclado con sustancias peligrosas en el muelle suponen un riesgo de explosión que siempre se debe evitar. Tan pronto como el buque se aproxima al muelle, se requiere una mayor presencia de alarmas y controles.

¿Qué son mercancías peligrosas?

Pero, ¿qué son las mercancías peligrosas y qué debemos tener en cuenta a la hora de manipularlas? En principio, las cargas se consideran peligrosas cuando, debido a sus propiedades y su estado durante el transporte, pueden representar un PELIGRO para la vida, la salud, la propiedad y el medio ambiente. Existen mercancías peligrosas en los tres estados físicos: sólidas, líquidas o gaseosas. En Alemania, el transporte de mercancías peligrosas por agua está regulado por el Reglamento de mercancías peligrosas, en Europa, por el ADN (Acuerdo europeo de transporte internacional) y, a escala internacional, por el código IMDG. Con arreglo al reglamento GGVSee, se denominan mercancías peligrosas todas las sustancias y objetos recogidos en las definiciones de las clases de mercancías peligrosas del código IMDG, así como determinadas sustancias que se transportan en buques de transporte a granel y barcos cisterna. La empresa explotadora es la responsable última del almacenamiento de las mercancías peligrosas. Es quien mejor conoce las circunstancias locales y debe decidir dónde situar las mercancías peligrosas en el barco.

Ex Automación CCTV mercancías peligrosas HMI R. STAHL
Ex Automación CCTV historia de éxito silos R. STAHL

Los distintos pasos para usar el sistema de circuito cerrado de televisión

La empresa química necesita estas mercancías petroquímicas peligrosas para su procesamiento. Las mercancías peligrosas se transportan en barco a los muelles, donde se descargan y después se derivan a los silos, donde se almacenan para su posterior procesamiento en las plantas petroquímicas.
Durante el traslado de las mercancías peligrosas, el punto de transición (brazo de carga / conexión con el barco) se debe observar continuamente, tanto desde el barco como desde tierra. Un nuevo sistema de vídeo con cámaras con moderna tecnología in situ asegura el control requerido desde tierra. Los módulos de cámara ultrasensibles muestran el proceso de descarga en detalle y, junto con el puesto de control, permiten intervenir inmediatamente en caso de situaciones de peligro (tales como fallos de estanqueidad) y detener la descarga. Además, el sistema de videovigilancia debe estar concebido de modo que permita realizar ampliaciones o mejoras continuas. Dos salas de control separadas por varios cientos de metros muestran las imágenes con una óptima calidad Full HD gracias a la moderna transmisión por IT: Todo el sistema de circuito cerrado de televisión es escalable y los distintos módulos se pueden cambiar fácilmente para adecuarlos al avance de la tecnología.

PASO 1: Visita a la instalación
Para este proyecto se realiza una inspección portuaria para que en el concepto se tengan en cuenta todas las particularidades. Durante la inspección in situ se tratan, por ejemplo, los siguientes temas: la distancia entre la sala de control y el área vigilarda, el uso de las cámaras disponibles o el cableado, el uso de monitores en áreas con riesgo de explosión, las funciones que deben realizar las cámaras y mucho más.

PASO 2: Concepto y configuración del sistema
Todos los resultados de esta inspección se integran en el concepto y conforman la base de todas las consideraciones para la mejor solución individual posible. En estrecha colaboración con el cliente, se debaten las ventajas e inconvenientes de distintas propuestas y se presenta la propuesta final a los responsables, para su aprobación. A continuación, comienza la realización práctica de la configuración.

PASO 3: Pruebas e integración del sistema
Ensamblamos y probamos completamente toda la solución de circuito cerrado de televisión en nuestro centro. Simulamos posibles averías y el funcionamiento del sistema se prueba en condiciones extremas. Una vez superadas las pruebas, el sistema se puede integrar en la instalación del cliente.

PASO 4: Pruebas FAT, SAT y puesta en marcha
Realizamos, junto con el cliente, la entrega completa "llave en mano" del sistema de televisión, en nuestro centro de producción como FAT (prueba de aceptación en fábrica) o in situ como SAT (prueba de aceptación in situ). Se trata de ensayos de precisión para la funcionalidad y el procesamiento de materiales. En R. STAHL suministramos exclusivamente productos de gran calidad a nuestros clientes, por lo que realizamos encantados estas pruebas. Tras la aprobación por el cliente, todo el sistema de vigilancia se transporta al destino para su puesta en marcha.

PASO 5: Formación y documentación
La FORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN, a menudo subestimadas, son de gran importancia. Los trabajadores reciben formación en un programa individual y se familiarizan con todas las posibilidades del sistema. Además de la cámara y el servidor, la formación se centra especialmente en el software del sistema de videovigilancia. Las cámaras inteligentes con funciones de análisis y el moderno software ofrecen numerosas posibilidades de control, en gran parte ajustables individualmente - se pueden adaptar exactamente a los requisitos de la aplicación.

PASO 6: Conceptos de servicio y mantenimiento
Por último, ofrecemos conceptos de servicio y mantenimiento individuales. Cada instalación tiene sus requisitos y necesidades, por lo que damos prioridad a los conceptos individuales. Es importante que el sistema de televisión funcione siempre de forma totalmente fiable y trabajamos por ello.

R. STAHL ofrece una amplia gama de cámaras industriales y protegidas contra explosiones

R. STAHL ofrece una amplia gama de cámaras industriales y protegidas contra explosiones y, a partir de ella, desarrolla, además de servidores, interruptores y todos los accesorios necesarios, sistemas óptimos de circuito cerrado para cada aplicación. Lo importante es que los sistemas de vigilancia sean siempre ampliables. Las carcasas electropulidas (316L, 1.4404) de las cámaras EC-PTZ están diseñadas para un uso prolongado y, gracias a su homologación por Lloyd's Register, son aptas para el uso marítimo. Todas las cámaras están certificadas por ATEX, IECEx, NEC, CEC; EAC, y son aptas en todo el mundo. Además, todas las cámaras de R. STAHL disponen del estándar ONVIF, aceptado en todo el mundo (un foro global y abierto del sector para el desarrollo y la aplicación de un estándar global y abierto para facilitar la interconexión de productos de seguridad físicos basados en IP).

Ex Automación CCTV PTZ951 VMS R. STAHL
Ex Automación CCTV historia de éxito Covestro R. STAHL

Sistemas de televisión específicos para la instalación

El uso de sistemas de televisión de circuito cerrado específicos para una instalación en áreas potencialmente explosivas acelera y simplifica las posibilidades de intervención en los procesos, multiplicando la seguridad. En esta instalación, los costes de un sistema de televisión de circuito cerrado se amortizan mediante la eliminación de costosas rondas de vigilancia desde salas de control distantes. Además, un sistema de circuito cerrado de televisión aumenta la seguridad, al poder vigilar simultáneamente los puntos críticos en el atraque de un barco.